Control Parental

El control parental se ha intensificado con la aparición de los Smartphones, pues han facilitado el acceso a internet a millones de menores de edad, poniéndoles en peligro ante las amenazas de Internet.

Qué es el Control Parental.

Muchos de los contenidos que hay en la red no son adecuados para los niños. Por ello, muchos padres se han visto obligados a limitar la recepción de ciertas imágenes, videos o información mediante una serie de sistemas de bloqueo con el fin de proteger al menor. En muchos países estos contenidos no adecuados para menores están regulados para evitar que sean emitidos (ya sea en la tele o en la radio) en horario infantil, pero en internet es muy difícil regular el acceso a estos contenidos.

En Google Play se puede configurar el control parental para restringir las descargas de ciertas aplicaciones, películas, series, libros, etc. Hay otras herramientas para ver en que páginas se meten los niños y con quién interactúan: de este modo se puede evitar que entren en contacto con adultos desconocidos y potencialmente peligrosos, que se hacen pasar por niños para entablar una amistad con los menores y ganarse poco a poco su confianza.

El control parental no sólo es útil para limitar el contenido al que pueden acceder los niños, sino también para limitar el tiempo de uso de los dispositivos. China y Alemania han limitado el uso de Smartphones entre niños y adolescentes debido al incremento de la miopía que produce el uso excesivo de estos dispositivos.

El control parental es recomendable sobre todo para menores de 12 años, ya que son más fáciles de manipular por desconocidos, aunque los adolescentes también son vulnerables al ciberacoso.

A continuación, vamos a exponer una serie de herramientas que hacen posible restringir páginas web relacionadas con la violencia o la pornografía.

Herramientas útiles de control parental.

  • Hay softwares (D-Link Defend) que permiten implementar filtros al router: de este modo se limita el tiempo de conexión a internet y el acceso a ciertas páginas webs. Estos programas permiten personalizar el tipo de control parental según la edad del niño/adolescente. Además, es posible autorizar el acceso a páginas sin peligro (como el aula virtual del colegio) y restringir el acceso a las redes sociales.
  • Control a través de DNS: con OpenDNS podemos restringir las páginas web que queramos mediante la configuración del router. Una vez configurado, el menor no podrá acceder a los sitios web protegidos.
  • El propio Windows 10 tiene un sistema de control parental: para restringir el acceso a determinadas páginas web, podemos establecer una contraseña; podemos configurarlo pinchando en configuración del equipo, cuentas/Familias y otros usuarios. Agregamos familiar e indicamos que es menor. El problema de este tipo de control parental es que sólo funciona para Microsoft Edge y Explorer.

          Para Google Chrome existe la herramienta Blocksi Web Filter y para Firefox, Parental Control: Family Friendly Filter.

  •  Qustodio: Esta App nos permite limitar el tiempo de conexión y poner filtros a los contenidos inapropiados. También se pueden restringir la búsqueda de ciertas palabras y geolocalizar por GPS el móvil del menor.

Qustodio

  •  Parental Control SecureKids es una App muy utilizada, similar a Qustodio. Tiene una interfaz sencilla y un modo instintivo de usabilidad. Se puede realizar una monitorización ininterrumpida del dispositivo del menor. Estas App son útiles, pues además de todas las opciones que presentan también permiten ver informes detallados de la actividad en Internet del niño.

Según el Instituto Nacional de Ciberseguridad, el 71% de los niños de 11 y 12 años ya utilizan dispositivos móviles, entre los 13 y 14 años el porcentaje es del 91% y cuando superan los 15 años, casi el 98% de los adolescentes tienen un SmartPhone. El acceso a internet tiene un sinfín de aplicaciones útiles, ya sea para el ocio, investigación, trabajo, e incluso para vender, gracias al E-commerce. Pero el aumento del uso de Internet entre la población también ha traído consigo un aumento de malas experiencias por parte de los menores, llegando al ciberacoso o sexting.

Estos porcentajes se incrementarán a lo largo de este año debido al Covid, que ha provocado un cambio en los métodos de enseñanza, pasando de clases presenciales a las virtuales. Por ello, es fundamental llevar un control sobre el acceso a Internet de los menores de edad, para protegerlos frente a las amenazas que hay en Internet y para garantizar que hacen un correcto uso de los dispositivos móviles.

Resuelve tus dudas y obtén un presupuesto personalizado.

Por Mario Martínez San Nicolás

Colaborador en Semymas

Fuentes:

¿Necesitas más información?

Resuelve tus dudas y obtén tu presupuesto personalizado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies