Introducción

Ya en otro artículo de este blog dimos algunas indicaciones para mejorar un eCommerce. Sirva este artículo como una ampliación del mismo basado en los problemas que nos encontramos en nuestro trabajo diario con nuestros clientes.

Soporte técnico

Está claro: pagar una cuota mensual no le gusta a nadie, y menos aún si apenas necesitas realizar cambios en la web. Pero, una vez que se contrata a un consultor especializado para mejorar la web y realizar acciones de comunicación, es necesario un técnico que realice las mejoras propuestas. Y ¿quién mejor que la misma persona que hizo la web? A posteriori es difícil encontrar otra persona que se arriesgue a “meter la zarpa” en el trabajo realizado por otro, puesto que no saben si lo que van a encontrar una vez que comienzan a trabajar se adaptará al presupuesto dado al cliente.

Stock de productos

Tener stock de productos es el primer paso para que la logística funcione. Pero eso tiene un coste, y algunas empresas compran al proveedor conforme van recibiendo pedidos. ¿Qué ocurre entonces? Que el enviar o no el producto a tiempo, o incluso el disponer o no de él, depende del proveedor, por lo que en muchos casos nos encontraremos con que no podemos servir el producto a tiempo o incluso con que no podemos servirlo. Y si has gastado dinero en dar a conocer tu web y has conseguido un cliente, ésta es la mejor forma de perderlo para siempre. Está claro: como todo, es una cuestión de recursos. Por eso una tienda física que decide vender online como otro canal de ventas más es la que tiene una gran ventaja en este sentido, puesto que ya tiene toda la logística organizada.

Buscar que todos los gastos sean variables

Desde el community manager , hasta el gestor de la publicidad en Google™ AdWords™ pasando por la persona que atiende los pedidos… si sólo quieres tener costes variables difícilmente tu tienda va a funcionar bien.

Vivir de tu eCommerce

Complicado pero no imposible. Partiendo de que todas las demás variables son óptimas, si tu producto es muy original y encuentras un nicho de mercado donde no compitas con los grandes quizás puedes vivir sólo de ello. Si no, la tarta ha de repartirse de la misma forma que en el mercado offline y, como los gastos de puesta en marcha son menores, los competidores son aún más.

No hacer publicidad

Si tu tienda no está bien posicionada de forma natural, e incluso aunque lo esté, ¿cómo vas a vender si nadie te conoce? Lo más rápido para ello es la publicidad . Es más, incluso así, evaluar a tu competencia es muy fácil y rápido, mucho más que en un comercio físico: ¡salir de tu web y entrar en otra es tan fácil y rápido…!

¿Quiere decir que no debes vender online? ¡No! Pero si no estás dispuesto (o no puedes) invertir un mínimo, olvídate. Una tienda online es un escaparate que traspasa las fronteras físicas, pero la magia no existe.

Y dicho ésto… ¿quieres saber lo que haríamos nosotros para mejorar tu tienda online?

Resuelve tus dudas y obtén un presupuesto personalizado.

¿Quieres más información?

Resuelve tus dudas y obtén un presupuesto personalizado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies