Para la mayoría de usuarios el uso del correo electrónico se ha convertido en algo tan habitual que no se plantean las diferencias que existe entre un tipo y otro de sistema de recepción. Te explicamos qué diferencias hay entre configurar tu cliente de correo con protocolos POP3 e IMAP.

Qué son POP3 e IMAP. Ventajas e inconvenientes de cada uno

POP3, Post Office Protocol (Protocolo de oficina de correos), es un protocolo de recepción de correo electrónico útil cuando se desea descargar los emails en un ordenador mediante un cliente de escritorio, como pueden serlo Outlook o Thunderbird. Si utilizas POP3, una vez descargados tus nuevos mails, podrás leerlos sin necesidad de conexión a Internet ya que se guardan en tu propio PC.

Como inconvenientes, encontrarás que no puedes leerlos en otros dispositivos ya que, por defecto, a medida que se van descargando en tu ordenador o smartphone, se borran del servidor de correo donde estaban almacenados. De este modo, si le sucede algo al ordenador o dispositivo donde los descargas para leerlos como una avería con pérdida de datos- puede resultarte imposible recuperarlos.

Con todo, existe la posibilidad de realizar cambios en la configuración para que esto no suceda y se mantengan en el servidor aún habiéndose descargado en tu cliente de correo. Es una de esas curiosidades que en internet son poco conocidas.

IMAP, Internet Message Access Protocol (Protocolo de acceso a mensajes de internet), es otro protocolo de recepción de correo electrónico pero que, al contrario que POP3, mantiene por defecto los emails en el servidor de correo.  

Esto es así aún cuando los clientes de correo de ordenador pueden configurarse también para poder tener acceso a ellos de forma remota. Este sistema permite que los correos puedan ser leídos desde cualquier dispositivo que cuente con conexión a Internet.

Por encontrarle un inconveniente a este protocolo, podríamos decir que requiere obligatoriamente de una conexión a Internet para poder leer tu correo electrónico. Al contrario que los descargados mediante POP3, no es posible desconectarse de la red para leerlos offline. Probablemente este inconveniente es menor hoy en día que las conexiones a Internet están más extendidas que hace unos años.

Elegir entre POP3 e IMAP

Algunos criterios útiles que te ayudarán a decidir si utilizas POP3 o IMAP pueden ser el tipo de dispositivo desde donde vas a manejar tu correo electrónico, las posibilidades de conexión a Internet que tienes en tu ubicación habitual y si vas a consultar tu correo desde diferentes lugares.

En cualquier caso, no olvides que puedes usar POP3 sin borrar los correos del servidor con solo configurar tu correo electrónico, marcando la opción “mantener los correos en el servidor” tanto en tu proveedor de correo habitual como en tu cliente de escritorio.

imagen

¿Necesitas más información?

Resuelve tus dudas y obtén tu presupuesto personalizado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies