La creación de una página web no es una tarea sencilla. Antes de empezar hemos de tener en cuenta a quién va dirigida. En este post hablaremos de la importancia de la elección de los colores para un buen diseño web enfocado para niños.

Desde la prehistoria, el ser humano ha tenido que lidiar con otros animales en la jungla; distinguir una fiera entre la maleza era fundamental para la supervivencia. Es por esta razón que hoy, el ojo humano es capaz de distinguir más tonalidades de verde que de cualquier otro color. La importancia de los colores se extiende también a la decoración en los colegios, donde se pone especial cuidado a la hora de escoger tonos fríos que favorezcan la concentración y relajación de los alumnos, como es el verde que reina en los pupitres de la mayoría de las aulas.

Los colores cálidos y llamativos como el rojo o el amarillo atraen más la atención, pero quizás no de la forma más adecuada. Si nuestro propósito es el desarrollo web de una página infantil, debemos huir de las combinaciones monocromáticas, ya que, aunque destacan más el texto, su seriedad no capta la atención de los más pequeños.

Lo más adecuado para nuestro propósito sería emplear una gama de colores opuestos o, lo que es lo mismo, aquellos que se encuentran alejados entre sí en la rueda de colores. Esta opción generará un contraste mucho más atractivo visualmente, además de permitir que nuestros contenidos estén bien diferenciados dentro de la propia estructura de la página web, facilitando la navegación de los nuevos usuarios.

Es importante tener en cuenta también la temática de la página a la hora de realizar el diseño. En caso, por ejemplo, de que queramos desarrollar una web de lectura, será buena opción contar con tonalidades de azul, que favorece la creatividad. Si lo que buscamos es ofrecer juegos para niños, tanto el amarillo, que transmite sensación de energía, como el rojo, que simboliza la pasión, pueden ser buenos aliados.

El uso de los colores adecuados permitirá que la experiencia del usuario en nuestra página web sea positiva y favorecerá su posterior fidelización.

Consejo

Atraer la atención de los más pequeños es muy fácil, pero no siempre saludable; debemos extremar las precauciones a la hora de dejar a los niños navegar. Siempre es aconsejable que lo hagan bajo la supervisión de un adulto y, si dejamos a nuestro hijo solo, es necesario contar con un sistema de control parental. Si tu sistema operativo es OS X, debes entrar desde “Preferencias del sistema” a “Controles parentales”. Si utilizas Windows, ve a “Panel de control”, “Cuentas de usuario” y haz clic en “Protección infantil”. Con este sencillo cambio en la configuración, podrás proteger a tus hijos evitando todo tipo de contenidos inadecuados.

Fuentes de información:

Imagen
eHow en español
Chaval.es
Computer Hoy

¿Quieres más información?

Resuelve tus dudas y obtén un presupuesto personalizado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies